Información y reservas
Tel. (0034) 91 521 79 28
L – S: 09:30 – 20:00

Te proponemos un viaje a tu medida
Todo para su viaje a Brasil

Centro histórico de la villa de Goiás

Inscrita en la Lista de Patrimonios de la Humanidad en el año 2001. Surgió como una pequeña aldea en las márgenes del Río Vérmelo, inicialmente llamada Santa Ana. El gobernador de Sao Paulo, escogió, en 1739, como sede de la comarca instituida para tener un mejor control de las minas de oro, ya que los bandeirantes paulistas que habían llegado años atrás, se disputaban el preciado metal. La pequeña villa de explotadores de oro se transformó en villa administrativa y recibió el nombre de Villa Boa de Goyás. En 1748 fue nombrada Capitanía de Goiás, convirtiéndose la villa en pequeña capital. Más adelante fue Luis da Cunha Meneses a quién se debe gran parte de las obras y estructuración tal y como actualmente conocemos Goiás o Goiás Velho, como también se la conoce, nombre que tiene su origen en los indios goyazes, sus antiguos habitantes. Situada en el Estado de Goiás.

En 1937 la ciudad de Goiás deja de ser sede del poder político del estado, el cual es transferido a Goiânia, la actual capital.
Los caserones, capillas e iglesias revelan los años en que la ciudad vivió el auge de la explotación del oro. Sus calles tranquilas mantienen el pavimento original de piedras y edificios históricos del siglo XVIII enseñan una arquitectura colonial en que prevalece la sencillez con pocas influencias del barroco. La ciudad permite que se entre en contacto con la historia. Basta caminar por las calles, entrar en las iglesias, admirar las construcciones antiguas, irse a la casa donde vivió su más ilustre moradora, la poetisa Cora Coralina, o conocer el Museu das Bandeiras. En los dulces y en las manifestaciones religiosas tales como la impresionante Procissão do Fogaréu de la Semana Santa.

La ciudad de Goiás también representa la evolución de una forma de estructura urbana y arquitectónica representativa de la colonización de América del Sur, que utilizó plenamente los materiales y técnicas disponibles, dentro de un paisaje excepcional y bastante conservado.

Visitas y actividades recomendadas:

Iglesias: son casi todas del siglo XVII y revelan sencillez de estilo. La Iglesia da Boa Morte (1779) es la única que presenta elementos típicos del barroco en la fachada. Recoge el Museo da Arte Sacra, destacando las imágenes de Veiga Valle, el escultor del local, que vivió en el siglo XIX. Recomendamos también las vistas a las iglesias de São Francisco de Paula (1761), N.S do Carmo (1786), Nuestra Señora de la Abadia (1790), erigida por esclavos en 1790, con un altar pintado de azul y oro, y la de Santa Bárbara (1780).

Museos y construcciones históricas: Museu das Bandeiras, construido en 1761, que expone objetos usados en la exploración del oro. El Palacio Conde dos Arcos (1755), donde hay un museo, fue construido para acomodar el gobernador de la capitanía. Otras construcciones significativas son el Quartel do XX (1747), la Casa do Bispo y los chafarices de Boa Morte y del Lago da Carioca.          

Casa de Cora Coralina:es el casarón donde vivió la famosa poetisa y dulcera (ya que hacia unos sabrosos dulces que luego vendía para sobrevivir), está en la cabecera del puente sobre el río Vermelho. Es una de las primeras construcciones de Goiás, típica residencia del siglo XVIII que ha inspirado algunos de sus poemas. En una parte de la casa fue montado un pequeño museo que homenajea la más famosa de las hijas de Goiás.

Otras visitas: ColegioSant'Ana: fundado en 1879 por las hermanas dominicas y la Casa da Fundição, datada en 1752, donde se fundía el oro extraído de las minas.

+ Patrimonios de la Humanidad: