Información y reservas
Tel. (0034) 91 521 79 28
L – S: 09:30 – 20:00

Te proponemos un viaje a tu medida
Todo para su viaje a Brasil

Parque Nacional Sierra de la Capivara (Piauí)

Inscrito en la Lista de Patrimonios de la Humanidad en el año 1991. El parque está localizado en el Estado del Piauí, a 530 kms de la capital, Teresina. El área ocupa los territorios de los municipios de Son Raimundo Nonato, Joao Costa, Coronel José Dias y Canto del Buriti. Ocupa una extensión de 129.953 has.

Los primeros descubrimientos arqueológicos en la Sierra de la Capivara datan de 1960. En 1978, se iniciaron las investigaciones en la región mediante un proyecto franco-brasileño. Por lo general, las áreas se encuentran bien preservadas, debido al la dificultad del acceso y por consiguiente a la escasa ocupación humana, se aprecia en los abrigos o rocas, que son los principales focos de investigación arqueológica.

Los estudios revelaron en 1981 la existencia de materiales (carbón) manipulados por los primeros hombres primitivos del continente. Las pruebas de carbono 14 mostraron que tales materiales databan de hace al menos 48 mil años.         

Las investigaciones revolucionaron la tradicional teoría de que el hombre surgió en el continente americano hace 12 mil años, ya que fueron catastrados 406 sitios arqueológicos, cuyos vestigios indican la presencia del hombre en América mucho antes de las indicadas en las teorías clásicas. Numerosas pinturas rupestres a si lo atestiguan.

El clima no es siempre el mismo, cambia y presenta ciclos. La temperatura media puede aumentar o disminuir y el régimen de los vientos cambia. Estos fenómenos originaron los cambios climáticos. La temperatura media anual es de 28º C. La estación de las lluvias va de octubre hasta el inicio de mayo. El periodo más caliente del año va de octubre a fines de noviembre cuando la temperatura media es de 35º C. En junio, mes más frío, las noches llegan a mínimas próximas a 10º C.    

Existen más de mil especies vegetales en este parque, de los cuales se han catalogado más de seiscientas. Algunas plantas encontradas en el Parque muestran curiosas adaptaciones morfológicas que se combinan para resistir a la sequía. En algunos casos las hojas cambian de posición para protegerse del sol.

La fauna es escasa debido a las características del clima y a la estructura del ambiente. El mayor animal predador de toda la región es la onza-pintada (una especie de jaguar), que puede llegar a pesar 50 kgs.
El Parque congrega importantes sitios prehistóricos, ricos en pinturas rupestres que, además del aspecto estético, demuestran ser fundamentales para el estudio de las primeras ocupaciones humanas en América.
En el sector del Parque Nacional con mayor concentración de sitios con pinturas fueron establecidos cinco circuitos para poder ser visitados, detallados más abajo en visitas recomendadas.

Visitas y actividades recomendadas:

Los cinco circuitos están habilitados con pasarelas para poder ser visitados y facilitar la observación de las pinturas rupestres, las visitas se realizan a pie o en vehículos especiales, estos son:

El Baixao das Mulheres: 4 sitios arqueológicos.

El desfiladero de la Capivara: 11 sitios arqueológicos, con las pinturas rupestres más antiguas del parque.

El Baixo da Pedra Furada: sitio del con vestigios de hace 50.000 años, uno de los mayores abrigos sub-roca con inscripciones de varios periodos prehistóricos en un paredón de 70 m. de longitud y 80 m. de altura.

Sitio do Meio: además de las pinturas, los arqueólogos encuentran vestigios de instrumentos usados por los antiguos habitantes, como objetos de piedra lascada y fragmentos de cerámica. 

Baixo da Perna: con 4 sitios arqueológicos.

El Museo del Hombre Americano: situado en Son Raimundo Nonato, guarda muestras de la paleofauna descubiertas por los investigadores que estudian la región. Entre las piezas expuestas destaca la mandíbula de un tigre diente de sable, un fragmento de cráneo fosilizado, cerámicas de casi 9 mil años y un machado de piedra pulida de 9.200 años, además de una colección de piedra lascada, restos de cerámica y urnas mortuorias. 

Hay más de 400 galerías con pinturas rupestres (casas de campo arqueológicas) con escenas que representan sexo, danza, caza, animales, guerras, cosechas y juegos.

+ Patrimonios de la Humanidad: