El espectacular archipiélago Fernando de Noronha, tiene una inmensa variedad de atracciones y sitios turísticos para visitar. Su paisaje no ha cambiado de cuando fue descubierto hace cinco siglos. No existe un lugar más idílico en Brasil para disfrutar de la naturaleza en estado puro y desconectar del resto del mundo.

Fernando de Noronha es un archipiélago formado por 21 islas e islotes con un área de 26 km2 en el Atlántico sur, declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO en el año 2001. Pertenece al Estado de Pernambuco a 545 km de Recife, su capital. Es considerado por diferentes guías turísticas como el mejor punto turístico de Brasil, paraíso natural y ecológico, lleno de playas paradisíacas y con una increíble fauna y flora.

Fernando de Noronha, Brasil
Fernando de Noronha, Brasil
Fernando de Noronha, Brasil
Fernando de Noronha, Brasil

Su isla principal, la mayor con 17 km2 y la única habitada por unas 2.200 personas, está integrada desde el año 1988 en el Parque Nacional Marinho de Fernando de Noronha, siendo sin duda uno de los lugares más hermosos y espectaculares del mundo.

Este archipiélago fue una de las primeras tierras localizadas del Nuevo Mundo. La primera persona que desembarcó en estas islas fue el europeo Américo Vespucio, en el año 1503 y al año siguiente, este archipiélago fue legado a Fernando de Noronha, quien financió la expedición de Vespucio. Tras numerosos asedios por parte de franceses, ingleses y holandeses, en el siglo XVIII Fernando de Noronha comenzó una etapa de desarrollo, estableciendo villas permanentes, entre la que sobresalió la Vila dos Remédios.

Debido a su situación estratégica ha sido escala en muchas ocasiones, siendo la más conocida la de Charles Darwin en 1832. También sirvió de escala entre América y África, para el tendido telegráfico transoceánico, así como servir de apoyo en las travesías de envíos postales entre Brasil y Francia. Al llegar la Segunda Guerra Mundial, en 1942 las edificaciones existentes se reformaron para albergar a los soldados que se instalaban en este lugar. Y al terminar la guerra, la categoría de Territorio Federal fue mantenido hasta 1988, cuando Noronha fue reintegrado al estado de Pernambuco.

Por otro lado el Atolón de las Rocas, ha tenido una historia con menos acontecimientos y su historia se limita a varias menciones en diversos registros cartográficos. Y en 1979 el Atolón de las Rocas, perteneciente al estado de Rio Grande do Norte, se transforma en la primera Reserva Biológica Marina de Brasil.

En la actualidad Fernando de Noronha, es considerado por los turistas que lo visitan, uno de los lugares más bonitos del mundo. Su litoral está formado por numerosas playas paradisiacas, de arenas blancas y aguas cristalinas, siendo el primer reclamo para los turistas que visitan el archipiélago a lo largo del año. Toda su costa es ideal para la práctica de todo tipo de deportes náuticos, siendo los más practicados el buceo, por ser un lugar de extremada belleza para los amantes del submarinismo, y el surf por sus excelentes olas en la zona de Mar de Dentro.

La Isla de Fernando de Noronha no se puede abordar en barco, opción que limita a cruceros que permiten bordearla desde el mar, sin atracar en ella. Por lo que la mejor forma de llegar a este archipiélago es tomando un avión desde Recife, capital de Pernambuco, o desde Natal, capital de Río Grande do Norte.

La entrada a los turistas está controlada y sólo se permite la visita a un grupo reducido de personas, en la que no puede haber dentro más de 600 turistas a la vez y no está permitida la construcción de macro hoteles o complejos turísticos. Todo aquel que visite el Archipiélago debe pagar un impuesto llamado la “Taza de Preservação Ambiental”, utilizada para conservar su medio ambiente y debe respetar las normas impuestas por las autoridades. La pesca está prohibida en todo el archipiélago y en algunas playas está controlado el baño por ser zonas de tortugas, criaderos de delfines o santuarios de corales.

Fernando de Noronha es una excentricidad en la historia de Brasil, y a día de hoy continua siendo una bellísima excentricidad del océano, un pequeño paraíso natural que fue usado como presidio durante 200 años. Fernando de Noronha es que no es un destino barato, ni para el turista ni para el residente, la alta demanda eleva los precios.

Información para viajes turísticos a Brasil: www.brasilalacarta.com
Información cruceros por el Amazonas: www.crucerosamazonas.com
info@brasilalacarta.com

brasilalacarta.com crucerosamazonas.com Brasil Sensacional Lastratur 20 años de viajes por Brasil 20 años de cruceros por el Amazonas
InterMundial BBVA CaixaBank Visa Mastercard American Express Pago Seguro

Todos los derechos reservados 2018 © Con la tecnología y diseño de Santiso Asesores Diseño Web - SEO Posicionamiento - Redes Sociales (SMO)