El Paraíso natural del archipiélago de Fernando de Noronha cuenta con el Parque Nacional Marinho, playas paradisiacas y algunos rincones de gran belleza natural.

Parque Nacional Marinho de Fernando de Noronha: formado por las seis mayores islas del archipiélago, Fernando de Noroa, Rata, do Meio, Lucena, Sela Gineta y Rasa, y numerosos islotes prácticamente inaccesibles. Fue declarado Parque Nacional en el año 1988 e integrado en el APA (Área de Proteção Ambiental) por el Instituto Brasileiro de Medio Ambiente.

El archipiélago es por otro lado, un santuario de preservación ambiental, casi despoblado y lleno de playas escondidas donde la vida marina nos da su mejor espectáculo. En cada playa encontramos un paisaje único y exótico, acompañado de cientos de actividades acuáticas y terrestres que son una fiesta para los aventureros y ecoturistas.

Fernando de Noronha, Brasil
Fernando de Noronha, Brasil
Praia de Cacimba do padre, Fernando de Noronha, Brasil

Las playas “Mar de Dentro” (hacia el continente), tenemos las siguientes playas:

Bahía de Sancho: una de las playas más hermosas de Brasil, con aguas transparentes, donde está permitido bañarse siempre que no se dañen los corales. Idóneo para practicar buceo libre y con acceso en barco a través de una escalera esculpida en una gran pared de piedra o escalando rocas desde la Bahía dos Porcos.

Bahía dos Porcos: catalogada como la segunda playa más bonita del país, por su geografía rocosa con piscinas naturales y fácil acceso, caminando sobre arena y piedras partiendo de Cacimba do Padre.

Cacimba do Padre: coronada por el Morro Dois Irmãos, otra de las famosas playas de Brasil y sin duda una meca del surf internacional. Aquellos que no se atrevan con el surf pueden simplemente sentarse a admirar el paisaje de rocas y vegetación.

Bahía de Golfinhos: llamado así por ser un acuario natural de delfines, el mayor del mundo. Por lo que su principal atracción es observar los delfines, subiendo al Mirante dos Golfinhos y algunos barcos son autorizados a rodear la bahía que permiten disfrutar aún más de cerca de estos preciosos animales.

Playa y Puerto Santo Antonio: punto de anclaje natural, donde llegan la mayor parte de las embarcaciones comerciales y turísticas. Es uno de los puntos más frecuentados para el buceo libre, en una pequeña playa de arena blanca y mar tranquilos, con buenas olas para los surfistas.

Playa da Conceição: también conocida como playa de Italcable, con una extensa franja de arena a los pies del Morro do Pico. Su fácil acceso a sus aguas mansas es ideal para baños, siendo en verano otro escenario para el surf.

Playa do Boldró: con una marea alta, excelente para los surfistas y con mareas bajas, exquisito para caminatas ecológicas. Su principal atractivo es el Fuerte de São Pedro do Boldró y su deslumbrante vista desde lo alto del acantilado.

Biboca: con algunos vestigios de naufragios, que dan el toque pintoresco a su magnífico paisaje. En esta playa no están permitidos lo baños, pero las caminatas son un clásico durante la marea seca.

Ponta da Sapata: es la punta de isla grande, un pequeño rincón cubierto de vegetación nativa, no es una playa para bañarse pero si un oasis para los buceadores y en esta zona es famosa la abertura de su acantilado, por tener la forma del continente de Brasil.

En las playas del “Mar de Fora” (hacia afuera), encontramos:

Ponta da Air France: llamada así debido a que en esta zona se instalaron los franceses en la década del 20, dando apoyo a la aviación. Se ubica en el punto exacto donde se encuentran el Mar de Dentro y el Mar de Fora.

Playa de Leão: toma su nombre de una gran piedra que parece un león marino. Playa con arena blanca, piscinas naturales, un gran morro y conserva restos del antiguo Fuerte de Bom Jesus do Leão. Es el punto por excelencia de la desove de tortugas.

Buraco da Raquel: nombre que proviene de una de las tantas leyendas de la isla, hija de un coronel que dicen se escondía en este lugar para encontrarse con su enamorado. Formada por preciosas piscinas naturales, en las cuales no está permitida el baño.

Bahía del Sudeste: mar tranquilo, formada por gran fauna marina para disfrutar buceando y la arena cubierta de algas, principal alimentos de las tortugas marinas. La calma de sus aguas está debido a la presencia de varias islas a su alrededor como: Cabeluda, dos Ovos y Trinta-Réis.

Ensenada da Caieira: integra el Parque Nacional Marino, por lo que está muy controlada. Su paisaje es increíble con morros verdes, piedras, pájaros exóticos… Ideal para la pesca, pero los baños están prohibidos por la presencia de tiburones.

Playa Atalaia: acuario natural en el Parque Nacional, donde la Isla do Frade configura un panorama único. Con aguas transparente y llanas, perfectas para practicar snórquel.

Ponta das Caracas: ubicada entre la Playa do Leão y la Bahía del Sudeste, en la que piletas naturales abrigan peces multicolores, rayas y tiburones, por lo que no están permitidos los baños.

Información para viajes turísticos a Brasil: www.brasilalacarta.com
Información cruceros por el Amazonas: www.crucerosamazonas.com
info@brasilalacarta.com

brasilalacarta.com crucerosamazonas.com Brasil Sensacional Lastratur 20 años de viajes por Brasil 20 años de cruceros por el Amazonas
InterMundial BBVA CaixaBank Visa Mastercard American Express Pago Seguro

Todos los derechos reservados 2018 © Con la tecnología y diseño de Santiso Asesores Diseño Web - SEO Posicionamiento - Redes Sociales (SMO)